10 TIPS PARA EL BIENESTAR Y FELICIDAD LABORAL en Europapress

Suecia baja la jornada laboral a seis horas para evaluar si trabajando menos se produce más, y si la salud y felicidad de los empleados mejora.

Cómo nos sentimos en relación al trabajo es cada vez más importante. Cada vez somos más conscientes de la relación que hay entre felicidad, emociones negativas, estrés y salud fisiológica o bienestar. El 90% de los problemas de salud tienen algún tipo de relación con el estrés.

Cada vez buscamos trabajos que nos hagan sentir mejor, más realizados y más agusto, por encima de ganar dinero. ¿Trabajando menos nos sentiremos mejor? Quizá esa no es la solución, sino saber aprovechar bien el tiempo y tener ganas y concentración para ello. Actualmente el 82% de la gente no está satisfecha con su rutina diaria en el trabajo, y es que el 46,2% de los trabajadores españoles asegura que su compañía no lleva acabo ningún tipo de medida para el bienestar de sus trabajadores. Fuera de España cada vez hay más empresas interesadas en hacer que sus trabajadores se sienten mejor, más agusto y felices, y por consiguiente, hagan mejor su trabajo. Es hora de que directivos y empresarios, pero también trabajadores españoles nos unamos a mejorar nuestra manera de funcionar para conseguir mayor bienestar y felicidad y por consiguiente, mayor rendimiento y éxito empresarial.

Se trata de una tarea interdisciplinar dónde psicología, medicina, nutrición, ciencia y coaching empresarial van de la mano. ¿Por dónde podemos empezar? Empecemos por las bases:

Los 10 mejores hábitos de un trabajador para su bienestar y felicidad laboral

1. Ser feliz es una elección

Dejar de proyectar en el futuro cómo podrías ser feliz ‘cuando tenga más dinero, cuando aparezca el jefe perfecto, la pareja que me salvará de la soledad’ ya que la distancia de tus deseos futuros con tu realidad hoy genera frustración y ansiedad. Elije ser feliz hoy por quien eres y los recursos que ya tienes disponibles. No se trata de ‘hacer más’ sinó de mantener una actitud interior y la intención clara de aceptación y paz, alegría interior y agradecimiento.

2. Duerme al menos 6 horas y haz pausas durante el día

Se han publicado muchos estudios que demuestran que dormir cada día 6 horas es lo necesario para descansar, procesar información y regenerar energía para empezar cada día con vitalidad y ánimo. Es conveniente salir de la oficina y hacer pausas al mediodía, dar un paseo, tomar el sol, sobre todo desconectar de la actividad con unos minutos de silencio y contemplación o bien conversando de temas que no sean laborales. Esas pausas facilitan después una mayor concentración.

3. Nutre tu cuerpo para nutrir tu mente

El cerebro necesita energía para despertarse, concentrarse y rendir, y solo un café con azúcar no es algo que te vaya a ayudar. Deficiencias alimentarias afectan a la salud laboral bajando la productividad hasta en un 20% según la OIT, por lo que no empieces a trabajar sin haber desayunado o comido fuera de la pantalla del pc. También eres lo que comes, tómate un tiempo para crear buenos hábitos alimentarios.

4. Da valor a tus compañeos y jefes: conecta física y emocionalmente

Nos cruzamos con personas a las que apenas miramos, tenemos el corazón y las emociones encerradas en el sótano. Es importante ReConectar de manera genuina y transparente con los compañeros y jefes que te rodean, porque pasamos muchas horas compartiendo un mismo tiempo y espacio. Comparte una sonrisa, una palmada en la espalda, interésate por cómo están, cómo se sienten y ponte en su lugar. El valor en el trabajo y en la vida es el que tú eliges dar. Oscar Wilde decía ‘la gente hoy conoce el precio de todo pero el valor nada’ valora los talentos y la diversidad de personalidades enriquecedoras que tienes en tu entorno, seguro que tienen mucho que ofrecer.

5. Que tu lugar de trabajo sea un espacio personal armónico y organizado

Un lugar de trabajo sano y agradable hace que trabajes mejor. Para ello, es conveniente oxigenar cada día el espacio de trabajo, mantener un ambiente personalizado con detalles que te hagan sentir a gusto, una planta, una imagen inspiradora, colores cálidos. Dedicar tiempo cada mañana a priorizar las tareas, a diferenciar lo urgente de lo importante distribuyendo el tiempo, y empezar a primera hora por las que requieran de más atención o cuesten más.

6. Mantén actitud optimista y rodéate de personas positivas

La alegría y felicidad se contagian, estar con gente positiva, vital y entusiasta genera redes energéticas que se transmiten a todo el entorno. Estudios muestran que la felicidad de una persona depende en porcentajes elevados de la felicidad de las personas con las que se rodea y está conectada. Agradecer el día que se ha vivido, premiarse en los errores y fracasos y celebrar los logros con compañeros ayuda a que la jornada laboral sea más agradable, tengas bienestar e incluso aumentes tu productividad.

7. Comparte tus preocupaciones

Hablar de las preocupaciones, inquietudes y necesidades no satisfechas que tienes, suele ser un tema tabú en las empresas. Al contrario de lo que pueda parecer, no te hace más débil , te empodera, te ayuda a normalizar la gravedad o seriedad con la que vives ese problema y observas que otras personas también han vivido situaciones parecidas y pueden aportarte soluciones creativas. Cuando la preocupación te atormente, recuerda realizar actividades físicas y lúdicas que aumenten el bienestar físico, está demostrado que también facilita la calidad del estado mental y emocional.

Cada minuto que permaneces en el problema,

te mantiene una hora más separado de la solución

felicidadtrabajo

8. Mantén apertura y flexibilidad ante los cambios

Los cambios siempre traen un nuevo aprendizaje, hacen avanzar siendo más flexible y adaptable a las circunstancias no esperadas. Pero solemos vivirlo con incertidumbre y pánico ‘que me quede como estoy’ dentro de mi zona de seguridad, con viejos hábitos que aunque sean malos son los que conozco. Las personas que no sepan adaptarse con flexibilidad y apertura a los cambios cada vez más acelerados, entrarán más rápidamente en shock y parálisis. Por eso mantener una actitud de apertura y flexibilidad es más importante que la experiencia y conocimientos teóricos.

9. Practica resiliencia y autoconocimiento

Las personas que son autoconscientes de sus talentos, potencialidades y también de sus limitaciones y defectos, saben afrontar con objetividad y realismo los retos laborales además de otras áreas de su vida. La persona que se conoce a sí misma, sabe que no puede controlar todas las situaciones y acepta moverse en la incertidumbre, sabe que no hay resultados ni personas perfectas, y asume las adversidades con sentido del humor y optimismo; cualidades que facilitan una mayor paz interior y felicidad.

10. Vive en el aquí y ahora

La vida va pasando de largo, mientras la mente constantemente recuerda lo que sucedió ayer o fantaseando con lo que quiero vivir mañana. Las personas más felices son las que abrazan momento a momento lo que sucede en el ahora, viven enfocadas en el presente y perciben la realidad con mayor claridad y objetividad. La empresa también ha de entender que atender las necesidades del empleado en el momento presente y no demorar la toma de decisiones, mejora las relaciones, genera confianza, tiene colaboradores felices y contribuye a obtener un clima con mayor bienestar y mejores resultados.

Laura Gutierrez10 TIPS PARA EL BIENESTAR Y FELICIDAD LABORAL en Europapress

Related Posts

Take a also a look at these posts

Join the conversation