LA IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN MENTAL, EMOCIONAL Y FÍSICA – NA Magazine

Artículo publicado por NA Magazine

“Preocúpate menos por todo y ocúpate más de ti”

La ciencia afirma que no estamos hechos para funcionar a altas velocidades continuadamente y durante largos períodos de tiempo. Por el contrario, indica que estamos en nuestro mejor momento cuando nos movemos rítmicamente entre el gasto y la renovación de la energía. Por ello, es fundamental atender a cualquier alarma de incongruencia física, mental y/o emocional.

La realidad se muestra implacable, aunque no está a nuestro alcance cambiar el vaivén de los mercados o impedir que la empresa en la que trabajamos haga lo posible por adaptarse a ellos para permanecer; pero sí podemos hacer algo por nosotros. En primer lugar, y sobre todo, dejar de mirar hacia otro lado cuando ese microsegundo de conciencia nos deja ver algunos de los costes de “estar al 100% siempre”.

HABLEMOS DE ESOS COSTES:

  • Aún agotado, necesitas algún químico para conciliar el sueño.
  • El café negro se ha convertido en tu ingesta líquida de cabecera y el humo del tabaco te acompaña a donde vayas.
  • Resuelves tu almuerzo en cinco minutos, de pie y sin importar qué ingieres.
  • Cuánto más quieres recordar, más olvidas.
  • Cuánto más quieres concentrarte, más te dispersas.
  • Presumes de estar tranquilo, pero tu cuerpo entero entra en cortocircuito.
  • Quieres hablar y te quedas en blanco.
  • Te sientes permanentemente irritado y todas tus relaciones se resienten.

Puede que luego de la lista te hayas sentido identificado con uno, con dos, con todos, o incluso hayas sumado mentalmente algún otro síntoma; en cualquier caso, una cosa va de la mano de la otra, ya sea como origen, como causa, o como consecuencia de la acción frenética a la que estás expuesto.

Hablemos de los límites que ya no eres capaz de poner.

Porque ahí estás, cual pulpo superhéroe, atendiendo a todo simultánea e indiscriminadamente, haciendo sólo lo que antes hacían tres. Entre otras cosas, te has olvidado cómo delegar y hasta te has convencido que tu gente no podrá cumplir con las expectativas de rendimiento. Tampoco te es posible recuperar los espacios para crear o innovar, porque todo tu tiempo está centrado en mantener los resultados y la calidad.

Recibes presión, te presionas para cumplir; te exigen más, y tú aplicas el “cueste lo que cueste” para estar a la altura. Ya no discutes, no filtras y olvidaste cómo era eso de decir que No. Todo ello, sin mencionar tu hiperconexión que te exhibe disponible 7×24 para todo y para todos.

Hablemos de esas “soluciones mágicas y compensatorias” que aplicas.

Decidir -sin más criterio que un par de horas libres-, encerrarte en un gimnasio y hacer una hora de aeróbico compulsivo y furioso para descargar adrenalina; o darte atracones nocturnos de comida, porque con eso compensas no haber comido nada en todo el día; o pasarte el fin de semana durmiendo, para compensar las pocas horas y lo mal que duermes durante la semana.

¿Saludable? Claramente no. No hay físico que sepa como administrar este desorden, ni mente que comprenda este peculiar descanso, ni emoción que pueda responder equilibradamente frente al desequilibrio vital.

Bien, lo único positivo de todo esto, que lo hay, es que llegados hasta aquí, existe -siempre que tú decidas que así lo quieres-, un retorno para recuperar o conseguir hábitos saludables.

 

WELLNESS LABORAL. NUTRICIÓN MENTAL, EMOCIONAL Y FÍSICA.

Este programa de Coaching y Mindfulness está particularmente diseñado para todos aquellos responsables de área, CEO’s, directivos, emprendedores y/o para todos aquellos líderes de gestión, que vinculados al mundo de los negocios, padecen uno, varios, todos, o más de los síntomas que ya hemos repasado.

Haber estado sometidos a periodos de desorden muy prolongados puede desarrollar otros problemas graves de salud física, mental y emocional. De esta forma, se convierte en vital encontrar alternativas vinculadas al bienestar, para mejorar la calidad de vida, sentirse mejor y ser laboralmente resolutivo.

Así nos lo afirma Laura Gutiérrez García, quien ha diseñado el método ‘El Líder Minful’, un proceso de acompañamiento experiencial que atiende a todas las áreas en las que vives: física, mental, emocional y energética, desde lo que emerge en el presente. Por ello, es fundamental parar, observar, cuestionar, tomar conciencia y accionar.

Con la práctica del Mindfulness es posible conseguir estados de presencia y de atención plena. A través de su práctica se logra mayor claridad mental, mayor concentración y, por ende, mayor serenidad y calma. Esta técnica nos enseña a fluir con el presente, a poner en marcha aquellas capacidades innatas, y a utilizarlas en su estado natural: suspendiendo juicios, con curiosidad y sin reacción.

A través de este programa, Directivos y Líderes de Gestión conseguirán, entre otras cosas:

  • Conocer y respetar sus ritmos biológicos.
  • Abandonar los hábitos dañinos adquiridos.
  • Adquirir hábitos alimenticios saludables, prácticos y adecuados al ritmo de vida de cada uno.
  • Convertir las actividades deportivas en rutinas sanas para el cuerpo y para la mente.
  • Aprender o reaprender a poner límites, a decir No y a delegar.
  • Reducir la dispersión. Aumentar la concentración.
  • Favorecer la claridad, la creatividad y el pensamiento lateral.
  • Reducir la reactividad y establecer una comunicación basada en la asertividad y la empatía.
  • Ampliar la visión, intuición y la perspectiva sobre las situaciones complejas.

Piensa en positivo.

Ejercítate con frecuencia.

Come saludable.

Trabaja y disfruta.

Preocúpate menos por todo y ocúpate más de ti.

 

external_linkDescubre el programa

Laura GutierrezLA IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN MENTAL, EMOCIONAL Y FÍSICA – NA Magazine

Related Posts

Take a also a look at these posts