RECAPITULAR PARA SER LIBRE

Recapitula el día, la semana, el año, los sucesos más importantes, las relaciones, recapitula cada momento de tu vida para no llegar al final de tus días sintiendo que no has vivido tu vida, que no has tenido vida propia.

¿Qué es la recapitulación? El Arte de Ser Libre.

Es una manera de meditar poderosa que podemos hacer para recuperar la energía y libertad de las ataduras y apegos de experiencias pasadas. Nuestra capacidad de recordar con todos los sentidos, reviviendo la experiencias de la vida. Es lo que nos da un sentido de identidad individual.

Cada vez que interactúas con cualquier persona, intercambias información mental, emocional, energética, te quedas con información de esas personas, lugares, y sentimientos, y esas personas y lugares también se quedan con información de quien eres. Se trata de recuperar energéticamente partes de nosotros que quedaron fragmentadas/disociadas, perdidas en relaciones, lugares, objetos, conversaciones, discusiones.

La recapitulación no es nada nuevo, el camino tolteca de la mano de castaneda dejó su legado, pero las comunidades cristianas o budistas también practican el ‘exámen de conciencia’.

La recapitulación, es un acto natural que hace todo ser humano al morir, cuando ha completado toda la recapitulación final y entonces vuelve a ser conciencia libre, deja de tener una identidad propia. No es sólo recordar como acto mental del pensamiento, sino re.vivir con todos los sentidos en el cuerpo, re.sentir la experiencia sentida. Cuando el cuerpo recuerda sintiendo es cuando puede liberar los sentimientos, esos impactos energéticos que quedaron encapsulados, bloqueados, reprimidos en la experiencia vivida. De esta manera se recupera energía, vitalidad, libertad, recuperas tu vida.

Quizás te preguntes ¿Por Qué tengo que recapitular el pasado si vivo en el presente? Porque muchas experiencias del pasado siguen estando vivas, vigentes hoy en las células de tu cuerpo y siguen determinando tus acciones y la manera en la que vives hoy de manera inconsciente: los pactos, votos y contratos que hiciste, los impactos emocionales, tu manera de pensar, lo que deseas y rechazas, las personas que te atraen y las que evitas, como vistes, hablas, te relacionas etc…

Especialmente donde pierdes gran parte de tu identidad/esencia es en las relaciones donde ha habido un intercambio emocional muy fuerte con grandes apegos/enganches, como en las relaciones sexuales o en las rupturas de parejas. Hay una pérdida de energía tan grande que dejas de ser tu mismo, secretamente sabes que falta algo de ti. Tu campo energético queda agujereado, con fugas y va gastando energía toda tu vida perdiendo tu poder personal y volviendo a repetir vivencias con los mismos patrones que tuviste en esa experiencia, porque sigues teniendo la misma información grabada.

Todas esas promesas, votos que hice más o menos conscientes y que olvidé, siguen hoy vigentes como memorias de información en mi cuerpo, son cargas y ataduras que me quitan libertad y energía de vida.

La recapitulación es la oportunidad de revisar – revivir esos pensamientos, acciones, pactos que hiciste para recuperar la totalidad de quien eres, con energía vital, lucidez y conciencia, tu brillo, luz y empoderamiento.

Te propongo tres maneras de recapitular.

  1. Te invito a recapitular el día que has vivido por la noche antes de dormir. A medida que te vayas familiarizando con la recapitulación te invito a recapitular o hacer un barrido de todas las áreas de tu vida.

¿Cómo recapitular? A través de la Respiración.

1.- escoge del día de hoy, los sucesos que hayas vivido, personas con las que has estado, lugares donde has estado. Puedes destinar una libreta y crear listas de sucesos, personas, lugares, relaciones.

2.- Escoge el tema a recapitular. Haz un par de respiraciones profundas, lanza con voz fuerte, Intento! Inhala por la nariz (puedes mover la cabeza hacia la izquierda) recupera la energía de quien eres y que dejaste ahí.

3.- Exhala (puedes mover la cabeza hacia la derecha) sueltas la energía que no es tuya y se quedó en ti al relacionarte con esas personas o lugares. Mientras inhalas y exhalas deja que lleguen los hechos sucedidos y sentimientos y conecta con ese re.sentir, con todos los detalles posibles para que la respiración te ayude a liberar toda la energía atrapada. No rechaces, no evadas, no huyas de las imágenes más difíciles o dolorosas que aparezcan, es tu oportunidad para liberar.

2.- ¿Lo encuentras complicado? Aquí tienes otra manera sencilla de recapitular el día. Puedes coger una libreta y escribir las cosas relevantes que has vivido durante el día, es una manera de cerrar el día libre de cualquier atadura mental.

  • Cosas que he hecho
  • Personas que he visto
  • Los 3 centros: Mental, emocional, corporal: Qué pensamientos y emociones han aparecido
  • Qué he aprendido
  • Qué me ha impactado
  • En qué me he equivocado
  • Qué y Cómo he comido: como me ha sentado, cómo me he sentido
  • ‘Gracias por’
  • Temas pendientes de hoy o que haré mañana

3.- Otra manera de recapitular y mejorar tus relaciones y comunicación es compartir al finalizar el día, con tu pareja, amigo o familiar. Lo más importante es expresar desde tu sentir más sincero lo que has vivido.

  1. ¿Qué fue lo mejor que me sucedió durante el día?
  2. ¿Qué fue lo peor que viví hoy?
  3. ¿Qué fue lo nuevo que hice hoy?
  4. ¿Cómo me siento al acabar el día?
Share this post:
Laura GutierrezRECAPITULAR PARA SER LIBRE

Join the conversation