RECUPERA LA ATENCIÓN Y LA CAPACIDAD DE REFLEXIÓN – NA MAGAZINE

Artículo publicado por NA Magazine

“Deja de vivir en piloto automático. Aprende a estar presente y fluir”

Estamos en todo. Atendemos una llamada, mientras chequeamos el correo, navegamos por las noticias, respondemos a ese mensaje urgente, caminamos por la oficina acompasando la charla, rebotamos la pelotita anti estrés una y otra vez y decidimos que es un buen momento para prepararnos un café y repensar la reunión de la tarde…

¿Dónde estaba puesta nuestra atención?
¿En la conversación?
¿En las noticias?
¿En no tropezarnos al caminar?
Realmente, ¿estamos presentes?

La inmediatez, el acceso a la información, el alto rendimiento y la rentabilidad del tiempo se han convertido en objeto de culto de nuestra cultura. Vivimos con agendas desbordadas y aún así, seguimos pensando en artilugios para aprovechar al máximo algún posible minuto huérfano.

Si bien el crecimiento exponencial de las tecnologías de información nos han permitido simplificar muchos procesos, hoy somos rehenes, casi víctimas de este mundo hiper-conectado. No hay excusas para NO estar, y parece que poco a poco, nosotros mismos hemos ido renunciando al derecho de poner límites, de decir no, de hacer una pausa para observar con claridad. Cuando vivimos en piloto automático reaccionamos a los estímulos, en vez de actuar en respuesta desde un estado de presencia y atención plena.

Así es que nos hemos acostumbrado a hacer muchas cosas diferentes simultáneamente; claro que nada de ello es sinónimo de calidad y mucho menos de eficiencia o rendimiento. En realidad, lo que hemos conseguido es esa gran dispersión mental que provoca la multitarea, que lejos de permitirnos estar concentrados en lo que ocurre ahora, nos mantiene en un vaivén incesante de hiperactividad sin propósito, repasando lo que ya ocurrió y elucubrando sobre lo que podría ocurrir.

Somos malabaristas con el tiempo y con las actividades. Cambiamos el orden por la improvisación, la calidad por la cantidad y la ‘acción asertiva’ por la reacción.

¿CÓMO NOS DAMOS CUENTA DE QUE “HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO”?

Mantener este ritmo compulsivo y frenético no parece nada saludable y, de hecho, no lo es. Cuando todos esos estímulos externos superan la capacidad de respuesta nuestro organismo y el esfuerzo de éste no es suficiente o es sostenido por mucho tiempo, el agotamiento y el estrés aparecen indefectiblemente, y de ellos derivan la aparición de distintos cuadros físicos, psíquicos y sociales.

¿Acaso crees que después de un día interminable, agotador y al límite, es normal necesitar la ayuda de un químico para inducir al sueño? ¿Crees que se trata de una simple confusión salar tu té, equivocarte en el destinatario de un correo, olvidar para qué fuiste a un lugar, quedarte completamente en blanco en una reunión u olvidar a quién estabas llamando o para qué?

NO ES UNA CASUALIDAD. ES UN SÍNTOMA.

Un síntoma que indica que es prioritario recuperar la atención y la capacidad de reflexión en tus actividades diarias y que es necesario aprender a distinguir lo urgente, de lo necesario y de lo indispensable para liberarte del sufrimiento que implica una perdida de conexión con tu esencia y tus ritmos.

MINDFULNESS: LA PRÁCTICA DE LA ATENCIÓN PLENA.

El programa MBSR (Mindfulness-Based Stress Reduction Program) de la Escuela de Medicina de la Universidad de Massachusetts, es una intervención desarrollada por Jon Kabat-Zinn validada por numerosas investigaciones científicas, que además de ser pionera mundialmente, está cobrando gran trascendencia y difusión en el mundo empresarial, educativo y personal.

Esta práctica puede describirse como la capacidad de estar presente en el aquí y ahora, sin esforzarse en conseguir nada. El aumento de la concentración (curiosamente) concluye en serenidad, y el cultivo de la serenidad nos conduce a la comprensión y aceptación de la realidad interna y externa, aproximándonos a percibirla tal como es.

Para aprender a fluir con el presente, es necesario poner en marcha aquellas capacidades innatas y utilizarlas en su estado natural: suspendiendo juicios, con curiosidad y sin reacción.

Se trata de aceptar sin apego ni rechazo, lo que ocurre en tu mente, cuerpo y emoción.

Volver a esa mirada original y desprovista de sufrimiento es un desafío que vale la pena aprender porque los beneficios son muchos. Así nos lo asegura Laura Gutiérrez García, creadora del Institut Mindfulness & Coaching, junto a un equipo especialista y multidisciplinar, quien ha diseñado el método “El Líder Mindful” un programa de entrenamiento mental en modalidad grupal o individual para líderes CEOs, emprendedores y todas aquellas personas que, vinculadas al mundo de los negocios, están sometidos a procesos laborales estresantes.

A TRAVÉS DE ESTE ENTRENAMIENTO, LAS PERSONAS LOGRARÁN:

MEJORAR LA EFECTIVIDAD,
la gestión de conflictos y la productividad.

REDUCIR LA DISPERSIÓN
que provoca la multitarea.

ALCANZAR LA CONCENTRACIÓN Y PRIORIZACIÓN
-sobre todo- en los procesos clave de negocio (toma de decisiones, gestión de tiempo, planificación, etc)

FAVORECER LA CLARIDAD
la creatividad y el pensamiento lateral.

REDUCIR LA REACTIVIDAD
y establecer una comunicación basada en la asertividad y la empatía.

AMPLIAR LA VISIÓN
intuición y la perspectiva sobre las situaciones intensas.

MAYOR APERTURA MENTAL
y por ende, mayor receptividad con lo que ocurre.

La meditación no es dejar la mente en blanco, sino aprender a ver y a vivir con las cosas tal como son. Jon Kabat-Zinn

Laura GutierrezRECUPERA LA ATENCIÓN Y LA CAPACIDAD DE REFLEXIÓN – NA MAGAZINE

Related Posts

Take a also a look at these posts

Join the conversation